Enfermedades y sus Sintomas

Sintomas y cuasas de la depresión Navideña

El fenómeno Grinch o depresión navideña o trastorno afectivo estacional, no es un invento de nuestros tiempos y es más común de lo que creemos.

Es común escuchar hablar gente afligida por estas fechas, debemos poner atención a los síntomas ya que pueden ser más peligrosos de lo que creemos, a continuación te presentamos un poco acerca de la Depresión de Navidad y la Depresión Estacional.

Depresión Navideña o Fenómeno Grinch

El fenómeno Grinch o depresión navideña o trastorno afectivo estacional, no es un invento de nuestros tiempos y es más común de lo que creemos.

La Navidad se asocia a finalizar un año, a revisar si las metas y los proyectos se cumplieron. Al evaluar si hubo éxito o fracaso, no siempre el resultado es positivo. Las personas, además, tendemos a pensar que el tiempo pasado fue mejor y esto nos genera nostalgia, lo que aumenta la depresión: al perder un familiar, romper una relación amorosa, fracasos laborales o académicos, dificultades económicas, entre otros factores que pueden generar cuadros depresivos.

Tener baja autoestima juega un papel importante, la Navidad se asocia con felicidad, amor y paz y hay personas que no se sienten merecedoras, incluso pueden sentirse culpables por disfrutar las fiestas con los demás. Entregarse al alcohol o las drogas, agrava los síntomas depresivos y pueden hacer que la persona presente intentos suicidas, en el peor de los casos.

Algunos síntomas de la depresión navideña son: Tener tristeza la mayor parte del tiempo y llanto sin razón aparente, durante el mes de diciembre o cerca de este. Presentar desgano la mayor parte del tiempo, irritabilidad, falta de energía, falta de atención, enlentecimiento psicomotor, pérdida/aumento de apetito o de sueño, desánimo para el aseo personal diario; falta de interés para comunicarse con los demás. Las personas evitan hablar de la Navidad o algo relacionado, en el peor de los casos pueden tener una intensión suicida

¿Qué se puede hacer?

Importante es buscar ayuda profesional, así como rodearse de personas comprensivas, que apoyen y conversen el problema. Debemos estar conscientes que los pensamientos distorsionados son los que generan nuestra depresión, hay que convencernos de que esos pensamientos no tienen sentido.

Para realizar un cambio es importante ubicarnos en nuestra realidad, y muchas veces somos malos para ver todo lo bueno que tenemos, es por esto que realizar una “lista de gratitud” donde se planteen situaciones positivas que se tienen como la familia, salud, trabajo, es una buena opción. Debemos estar conscientes no sólo de lo malo, también de lo bueno.
Hay que realizar actividades que generen placer, así como cuidar la dieta y el descanso, evitando el estrés y a las personas que afecten más el estado de ánimo.

Depresión Estacional

La depresión estacional ocurre a finales de otoño o durante el invierno, se caracteriza por sensación permanente de tristeza, pensamientos negativos, falta de motivación, cansancio, falta de concentración y pérdida de interés. Sólo se presenta en épocas concretas, desapareciendo durante la primavera y verano, cuando los días son más largos y hay más horas de luz.

Se cree que quienes padecen la depresión estacional son más sensibles a la falta de luz solar, entonces en otoño-invierno sufren un desbalance en las secreciones de hormonas como la serotonina (que provoca sensaciones de bienestar) y melatonina (que regula los procesos de sueño y vigilia).  Al haber menos horas de luz hay aumento de melatonina y reducción de serotonina, por lo que se sentirá sueño, desgano y necesidad de estar acostados; así la falta de serotonina ocasiona los síntomas de depresión.

¿Qué se puede hacer?

Se puede considerar depresión estacional cuando ha ocurrido durante dos años consecutivos y en las mismas fechas, aunque uno no debe esperar tanto para consultarse. Es necesario acudir a un profesional, lo aconsejable es realizar caminata o actividades al aire libre, dormir y despertar en un mismo horario, aprovechando la mayor parte de luz solar.
Cuando es leve se pueden tomar antidepresivos naturales como el te hipérico o infusiones de valeriana; la fototerapia, que consiste en estar expuesto a la luz todos los días durante media hora, da muy buenos resultados.

Texto original: http://revistapersonajes.com/nuevo/noticia.php?id_noticia=80900

Temas relacionados: , , ,

Productos Recomendados

Artículos Relacionados

 
[fbcomments]
 
Anuncio PatrocinadoAnuncio Patrocinado
 
Aviso Importante: La información que contiene esta web no puede ni debe sustituir a un médico. Si tienes cualquier duda, consulta con tu médico. La información presente en un medio escrito, visual, etc. no puede sustituir el criterio de un profesional de la medicina, por eso te recomendamos que cuando tengas algún problema acudas a tu médico. Mejora Tu Salud no se responsabilizará del mal uso de la web.