Consejos Saludables

Diez mandamientos para no engordar en otoño

Diez Mandamientos para No Engordar en Otoño’, un decálogo para no tirar por la borda olímpicamente nuestros esfuerzos veraniegos por lucir bien.Se fue el verano: se acabaron nuestras sesiones playeras con el cuerpo bajo el sol, que inspiraron tantas dietas y horas en el gimnasio. ¿Ya sentiste la tentación de desbandarte en el otoño que comienza? Que tus curvas no paguen los platos rotos por el cambio de estación.

Es difícil. De pronto nos morimos por comer esa torta de chocolate, pero tenemos cero ganas de ir al gimnasio. Sabemos que acabó la temporada veraniega, que podemos taparnos un poco más y que no tendremos que lucir nuestro cuerpo frente al mar, así que viéndolo bien ya no nos importa tanto que la balanza sume un par de líneas. Señorita, señora, la amenaza del engorde nos persigue.

Por eso presentamos ‘Diez Mandamientos para No Engordar en Otoño’, un decálogo para no tirar por la borda olímpicamente nuestros esfuerzos veraniegos por lucir bien.

1. Comerás un dulce, pero no todos los días.
En otoño el cuerpo comienza a pedir más calorías: el organismo quiere más azúcares y carbohidratos. Frente a esto no hay más solución que tener fuerza de voluntad. No está mal un dulcecito una vez por semana, pero no los siete días.
2. Seguirás haciendo ejercicio.
Por favor, si ibas al gimnasio o a correr en el verano, no tires la toalla. En cualquier momento llegará una reunión o una fiesta y estarás feliz de verte bien. Y si no hacías nada de nada, recuerda que aunque hagas dieta necesitas por lo menos 30 minutos de actividad física constante, cuatro días a la semana. Puede ser simplemente caminar a paso rápido.
3. Pedirás caldos y frutas.
Seguramente que con el paso de las semanas te provocará cada vez menos comer una fría ensalada. Opta por caldos de verduras. Además, si ya no se te antojan los jugos, come frutas en porciones. Ideales, como siempre, la papaya, la piña y la naranja.
4. Consumirás ‘snacks’ sanos.
Además del desayuno, el almuerzo y la cena -¡ni hablar de saltearse una comida!-, puedes tomar algunos ‘snacks’ de bajas calorías a media mañana y a media tarde. Algunos de ellos son galletas integrales sin crema, barras de cereales, hojuelas de maíz y frutas con cáscara, como manzana, pera y durazno. Limitará tu tentación de devorar todo lo que esté a tu paso.
5. No te dejarás tentar por la siesta.
Un descanso de 10 a 15 minutos siempre ayuda a reponer energías. Sin embargo, desenchufarse de media hora en adelante (esas siestecitas se hacen más seductoras cuando llega el frío) facilita que se acumulen más las calorías del almuerzo.
6. No comprarás gaseosas sin pensarlo dos veces.
Parece que no podemos vivir sin ellas. Sin embargo, según el doctor José Bazán, si cada una de nosotras dejara de tomar gaseosas durante un año bajaríamos de 6 a 7 kilos. Como para darle vueltas antes de comprar la próxima.
7. Recordarás que el licor engorda.
Cierto, tomarse un trago siempre cae bien. Pero no hay que relajarse tanto: toda bebida alcohólica tiene calorías que se acumulan en el cuerpo en forma de grasa. Si bien una cerveza (solo una) tiene menos calorías que un vodka, este último es un trago ‘largo’ que consumimos más lentamente. Y podemos combinarlo con una bebida light.
8. Seguirás una dieta adecuada.
Según los nutricionistas, una dieta ideal se basa en que se combinen equilibradamente carbohidratos complejos (arroz, trigo, papa, choclo, yuca); frutas y verduras; proteínas (pescado, pavo, pollo, menestras), lácteos y grasas no saturadas (palta, aceitunas, pecanas, aceite de oliva); y, finalmente, grasas saturadas y azúcares. ¡No abusar de lo último aunque te provoque!
9. Te amistarás con el agua.
Ya sabemos que tomar de seis a ocho vasos de agua es necesario para estar guapas. En esta cantidad están incluidos los jugos, las sopas y otros líquidos que se consumen durante el día. No pierdas este hábito. Tan sencilla el agüita, evita que acumulemos toxinas, seamos hipertensas y diezmadas por cálculos renales.
10. No te vencerá la comida rápida.
Claro que una hamburguesa o una pizza a veces son irresistibles. Si vamos a darnos el gusto, que sea un máximo de dos veces por semana (si queremos bajar de peso, ninguna). Además, tratemos de que el día del ‘pecado’ sea uno de mucha actividad física… de cualquier tipo.

 

Fuente: http://blogs.elcomercio.pe/sienteteregia/2007/04/diez-mandamientos-para-no-engo.html

Temas relacionados: , , , , , ,

Productos Recomendados

Artículos Relacionados

 
[fbcomments]
 
Anuncio PatrocinadoSolicitamos Ejecutivos de Ventas
 
Aviso Importante: La información que contiene esta web no puede ni debe sustituir a un médico. Si tienes cualquier duda, consulta con tu médico. La información presente en un medio escrito, visual, etc. no puede sustituir el criterio de un profesional de la medicina, por eso te recomendamos que cuando tengas algún problema acudas a tu médico. Mejora Tu Salud no se responsabilizará del mal uso de la web.